6 ago. 2014

Chanel FW 2014/2015

 Se acerca el otoño, época del año condecorada por el allure enigmático característico de la mente más prodigiosa del buen vestir, Karl Lagerfeld. 
¿Su insólita inspiración? Los supermercados, escenario que reflejó la añoranza a la cultura popular y evidenció el misterio de sofisticación que encierran las actividades de la vida cotidiana. 
Entre lácteos, embutidos y vinos transcurrió un evento en la industria de la moda que rompió paradigmas y será recordado eternamente como un respiro de aire fresco con grandes dosis de genialidad pura. 






Le estética geométrica se renueva con aires sport que oscilan naturalmente entre la elegancia y el confort. La osadía de estos patrones entra en perfecta conjunción con la vivacidad de los tonos saturados y se equilibra armoniosamente con una paleta sofisticada de colores neutros.







Rosas, naranjas, verdes, mostazas y malvas como nota triunfal que exalta el refinamiento clásico del tweed y los más bellos tejidos de punto, que sin pretensiones, dan vida a la esencia deportiva de alta costura. No podían faltar las perlas como toque distintivo de la maison francesa. 







Los tonos más clásicos y sutiles pueden dar sorpresas inesperadas porque para el lujo irreverente no existen límites. Esos pequeños deleites consisten en la pulcritud de siluetas clásicas que se reinventan con inspiraciones y texturas novedosas. Lejos de ser pesado y anticuado, es una obra maestra de la elegancia que trasciende generaciones, legado que forma parte de la visión Chanel: un look global.




No hay comentarios:

Publicar un comentario